Tag Archives: Nutrición

Cómo Almacenar Vitaminas

Hay dos tipos principales de vitaminas, vitaminas solubles en agua y vitaminas solubles en grasa, y la forma en que el cuerpo almacena o no el contenido de vitaminas tomado de los alimentos depende del tipo de alimentos. El cuerpo no puede almacenar vitaminas solubles en agua y esto significa que una persona necesita reponer su ingesta de vitaminas solubles en agua a diario. Las ocho vitaminas B y vitamina C son vitaminas solubles en agua y el cuerpo no puede almacenar contenido de vitaminas que es cualquiera de estos.

No es simplemente que el cuerpo no puede almacenar vitaminas solubles en agua, sino que también las vitaminas solubles en agua se destruyen fácilmente por el almacenamiento, manejo o cocción inadecuados de alimentos que contienen estas vitaminas. En particular, es importante no cocinar en exceso las verduras hirviendo ya que las vitaminas solubles en agua están en efecto lavadas de ellas, pero esta falta de ser capaz de almacenar vitaminas que son solubles en agua puede ser superada por la cocción ligera o al vapor y mediante el uso del agua que las verduras se han cocinado para formar salsas y salsas gravi. Como el cuerpo no puede almacenar vitamina C u otras vitaminas solubles en agua es esencial comer una dieta equilibrada con al menos 5 porciones de frutas y verduras para asegurarse de que hay suficientes vitaminas disponibles para el cuerpo cuando sea necesario y una persona no sufre de una deficiencia de vitaminas debido a la incapacidad del cuerpo para almacenar contenido de vitaminas.

Por otro lado, el cuerpo puede almacenar contenido vitamínico que es soluble en grasa. El cuerpo almacenará contenido de vitaminas en las células grasas para que pueda ser utilizado cuando sea necesario y una persona no necesita consumir tantas de estas vitaminas solubles en grasa sobre una base tan frecuente como lo hacen con vitaminas solubles en agua. Las células grasas almacenan vitamina A, D, E y K, ya que todas estas son vitaminas solubles en grasa.

También es importante almacenar los suplementos vitamínicos correctamente para asegurarse de que las cualidades beneficiosas de estos no se reducen. La mejor manera de almacenar suplementos vitamínicos es en un recipiente con una tapa de tornillo superior y mantener el recipiente en un lugar seco. Cuando usted almacena suplementos vitamínicos también es esencial comprobar que no se han mantenido más tiempo que la fecha de caducidad. El contenido vitamínico de los suplementos no se puede garantizar si usted almacena tabletas de vitaminas más allá de su uso por fecha.

Coronavirus Nutrición Para Afrontar Con Salud la Pandemia

Consejos de nutrición para afrontar con salud la pandemia

Consejos de nutrición que funcionan en tiempos de pandemia

Nuestras defensas naturales son el mejor apoyo para protegernos del coronavirus. Claro que no hay que descuidar la higiene personal, destacando el lavado de manos, ni el ejercicio, para mantener una mens sana in corpore sano. Pero, está claro que, cuando se trata de sobrevivir a una pandemia, toda ayuda es poca.

En lo que respecta a la alimentación, los problemas con los que podemos encontrarnos tienen que ver con la escasez de algunos productos en los supermercados y con la elección inadecuada de nutrientes, si nos dejamos llevar por la ansiedad, en vez de por la razón.

Para reconducir cualquier dificultad que pueda presentarse en estas áreas, te proponemos los siguientes consejos de nutrición:

Haz la compra con cabeza. Prefiere alimentos no perecederos, como legumbres, arroz, fideos, quinoa, harinas, mote, frutos secos maní, nueces, almendras y conservas enlatadas, en caso de ser necesario.Date opciones de autoabastecimiento. Puedes comprar harina integral o blanca y elaborar en casa el pan, en la medida de tus posibilidades. Otra opción es tener pan congelado. En cuanto a la leche, cómprala en polvo.Busca nuevas fuentes de proteína. No es necesario que compres grandes cantidades de carne, ya que puedes reemplazar esta proteína por la que se encuentra en las legumbres, los pescados en conserva o los huevos.Cuida la selección de fruta y verdura, que no te falte la Vitamina C, para las defensas, ni la B y el Magnesio, para el buen humor. En el caso de frutas, elige las menos maduras, esto te permitirá disponer de ellas en la medida que su proceso se complete en días posteriores. En lo que respecta a las verduras puedes preferir aquellas como la zanahoria, el repollo, brócoli, coliflor, que deberás lavar escrupulosamente, para después trocear y congelar o cocinar en porciones individuales.  Enriquece tus recetas. Para gastar lo menos posible de tus reservas tienes que pensar bien las recetas. Las combinaciones te dan el éxito. Así, por ejemplo, puedes preparar legumbres y mezclarlas con algún cereal para mejorar su aporte de proteínas arroz, fideos, quínoa, avena. Además, recuerda que las puedes elaborar y congelar de dos maneras: guisadas o como crema licuada, para ahorrar espacio.Planificación y preparación: consejos de nutrición y abastecimiento extra

En relación a la planificación alimentaria, los mejores consejos de nutrición tienen que ver con la racionalización. Te conviene planificar las preparaciones de los alimentos para dos semanas y reducir el tamaño de las raciones normales. Cuando cocines, hazlo para dos días y mete al congelador lo que vayas a consumir. De esta forma fomentas el ahorro, minimizas el esfuerzo y te aseguras una dieta más variada.

No te olvides de tomar precauciones de higiene personal al comprar y al volver de la compra. Deja tus zapatos a la entrada, desinfecta las llaves, evita pagar con dinero, desempaqueta todos los alimentos que vengan con plástico y cámbialos a tus propios envases y recipientes y sé exhaustivo en el lavado de manos.

Es importante también minimizar los desplazamientos con motivo del abastecimiento aunque es conveniente pensar en las personas mayores. Ofrecerles hacer la compra de sus productos de necesidad, para evitarles la exposición a un posible contagio, y compartir con ellos los conejos de nutrición que acabas de leer les ayudará a fortalecer sus defensas y reducirá sus posibilidades de contraer el virus cada vez que salen de casa.

Nutrición Deportiva Beneficios Alimentación

La base de la nutrición deportiva: en qué consiste y beneficios en la alimentación

En primer lugar, la nutrición deportiva es un área dentro del campo de la dietética y nutrición enfocada a las personas que realizan prácticas deportivas de forma regular. En este caso, se especializa en la alimentación equilibrada y las necesidades para afrontar el entrenamiento y favorecer la recuperación óptima. 

Por esta razón, la nutrición aplicada al deporte es esencial ya que permite evaluar el requerimiento físico y desarrollar dietas óptimas para que el deportista logre sus objetivos de rendimiento diarios. 

¿En qué consiste? 

La nutrición deportiva establece pautas y recomendaciones que los deportistas deben seguir para mejorar su rendimiento, recuperación y evitar posibles carencias de nutrientes. Es importante establecer una relación entre el porcentaje de nutrientes en la dieta equilibrada del deportista para conseguir el perfil físico que requiera su actividad. 

Tener una alimentación adecuada y saludable nos ayudará a obtener mejores resultados deportivos. Es así: maximizará nuestro rendimiento físico y mental y además, nos ayudará a prevenir lesiones u otros problemas de salud. La alimentación no solo sirve para nutrir nuestras células con la energía correcta, también permite cubrir el gasto derivado del esfuerzo extra , destacan desde el portal de nutrición Dietistas Nutricionistas liderado por Alimmenta. 

En este sentido, la base de la nutrición deportiva consiste en garantizar el equilibrio nutricional de macronutrientes hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables, micronutrientes vitaminas y minerales fibra y líquidos , añaden en la web. 

Beneficios para la salud

Mantener una nutrición adecuada y personalizada en el ámbito deportivo ayuda a lograr objetivos y aporta múltiples beneficios. Una buena alimentación, basada en el aporte combinado de frutas, verduras, fibra y grasas saludables, retrasa la fatiga y mejora la composición corporal. Esto permitirá lograr el desarrollo físico según tus necesidades. 

También aportará beneficios a nivel mental, favorecerá la recuperación y repercutirá en un buen descanso después de cada entrenamiento. 

Planificar un plan nutricional adaptado a la actividad deportiva

Por tanto deberás planificar un buen plan nutricional que complemente tu actividad deportiva. Desde este mismo portal web especializado en nutrición recomiendan las siguientes pautas:

Ajustar un plan nutricional a la fisiología, somatotipo y valores antropométricos específicos del deportista.Basar el plan nutricional en alimentos saludables y alejarse de dietas milagro, suplementos que no son necesarios, quema-grasas o derivados. Mantener una correcta hidratación para no bajar el rendimiento físico. La dieta debe estar compuesta por alimentos naturales que no contengan grandes cantidades de conservantes, colorantes o grasas trans . Consumo de frutas y verduras de forma prioritaria al ser fuente de vitaminas, fibra, minerales, antioxidantes y fitonutrientes. Planifica tus comidas diarias. Elige que comer antes, durante y después de cada ejercicio para que aporte los nutrientes necesarios. Lo que se denomina como Nutrient timing .No tomar ni demasiadas ni pocas grasas, sino las justas. Introduce en tu dieta alimentos ricos en grasas saludables como los frutos secos, el aguacate, semillas o el aceite de oliva. Ajusta la ingesta de carbohidratos de acuerdo a tu nivel de actividad física. -Óptimo consumo de proteínas ya que son necesarias para el proceso de recuperación y regeneración de los tejidos musculares. 

error: Content is protected !!