Cáncer Bajo la Amenaza del Coronavirus

Luchar contra el cáncer bajo la amenaza del coronavirus

Actualizado Viernes, abril – :

Las unidades que tratan a pacientes oncológicos, como el hospital de día del General Universitario de Alicante, extreman las precauciones para evitar cualquier riesgo

Esther Sancho padece desde hace varios años un cáncer de mama triple negativo con varias metástasis, una enfermedad que combate semanalmente con quimioterapia. Por ese motivo -y como muchos otros pacientes en su situación-, debe acudir al hospital de día -en su caso al del Hospital General Universitario de Alicante- para someterse a los análisis, acudir a la consulta del oncólogo y recibir su tratamiento intravenoso.

En esta situación excepcional, las precauciones deben ser también extraordinarias porque al riesgo de contagio se suma el hecho de que los pacientes inmunodeprimidos están mucho más expuestos frente a un contagio y cuentan con menos herramientas para combatirlo.

En ese sentido, desde el hospital de día se ha remitido a los usuarios una serie de normas durante la pandemia del coronavirus. Por ejemplo, solo se permite el acceso minutos antes de la cita, no se permite la entrada de acompañantes excepto en el caso de personas altamente dependientes, se establece un metro de distancia entre personas, que se vigila en todo momento, etcétera.

De forma complementaria, se están escalonando todas las citas y aplazando aquellas que no sean imprescindibles como es el caso de Esther. Según ella misma comenta, a prácticamente el resto de compañeras de la Asociación de Cáncer Metastásico -a la que ella pertenece y en la que hay pacientes tanto de Alicante como de Elche- se les está ajustando la medicación para que no tengan que salir de sus casas.

Esto es posible en los casos de cáncer hormonales o HER, que pueden ser tratados con pastillas. En esas situaciones, explica, se les ha facilitado la medicación para que no tengan que volver hasta el próximo mes de mayo.

Todo esto ha contribuido a acabar -al menos, temporalmente- con la frecuentes aglomeraciones que se registran en el hospital de día, lo que garantiza una mayor seguridad.

Esther explica que cuando acudió el pasado viernes a recibir su tratamiento lo primero fue una toma de temperatura en la puerta. También le pidieron que se lavara las manos. «Llevaba unos guantes de goma -como de lavar los platos, que fueron los únicos que pudo conseguir mi marido- pero me pidieron que me los quitara porque es mucho más seguro lavarse bien las manos». A continuación, esperó un breve espacio de tiempo en la sala de espera, con dos sillones de separación entre personas y bajo la supervisión de una auxiliar de enfermería, pendiente exclusivamente de esta tarea. «Lo llevan muy a rajatabla, todo el personal va con mascarilla y guantes», indica.

El único contratiempo -explica- fue que no la atendió su oncólogo habitual, algo delicado en casos tan complejos como el suyo. Pese a ello, asegura que el doctor que la trató prestó mucho interés y tuvo en cuenta todos los detalles de su complicada historia clínica.

Desde el área de oncología del Hospital de Alicante explican que las ausencias de médicos se deben a que «se han establecido medidas encaminadas a preservar libres de contagio a los facultativos». Estas medidas contemplan -apuntaron las mismas fuentes- «la alternacia semanal de muchos de ellos respecto a su presencia en el hospital, para evitar una eventual baja masiva de facultativos».

Esther sabe lo dura que es la lucha contra el cáncer, un proceso que agota física, mental y anímicamente a quienes lo padecen. Hacerlo en estas circunstancias añade más presión. «No es la primera vez que llevo mascarilla pero tener la conciencia de que yo estoy peor y saber que está el virus por aquí, te da más miedo pero hay que afrontarlo siguiendo todas las precauciones que estén a nuestro alcance», apunta, con la misma fuerza y optimismo con la que afronta su enfermedad.

La Asociación Española contra el Cáncer traslada sus servicios presenciales a los canales remoto

Acompañar y apoyar a los pacientes y familiares con cáncer es uno de los pilares fundamentales de la actividad que lleva a cabo la Asociación Española contra el Cáncer AECC. Desde la delegación de esta entidad en Valencia explican que este compromiso se mantiene en esta circunstancia especial de confinamiento. «No queremos que ninguna persona se sienta sola, desatendida o desinformada», manifiesta Tomás Trénor, presidente de AECC Valencia, quien define los esfuerzos que estos días la Asociación Española Contra el Cáncer de Valencia está llevando a cabo para hacer frente al coronavirus.

La entidad ha traspasado la prestación de sus servicios a los canales online y conserva el teléfono gratuito de atención de Infocáncer, que ahora también resolverá cualquier duda sobre cáncer y COVID-.

De hecho, uno de los principales objetivos es garantizar una información veraz y concienciar sobre las medidas de prevención para evitar contagios. Por ello, entre los recursos disponibles online , destacan la guía de preguntas frecuentes sobre cáncer y coronavirus, medidas de prevención para evitar el contagio y algunas pautas para poder afrontar mejor el aislamiento.

En paralelo a las acciones de concienciación y divulgación, tanto psicólogos como trabajadores sociales han completado sus agendas de citaciones manteniendo de forma online el servicio que brindan.

Por su parte, el equipo de voluntarios de la Asociación está buscando nuevas fórmulas para continuar cerca de las personas con cáncer. Por ejemplo, el equipo de magos, que se dedica a jugar con los niños que están ingresados en Oncología Pediátrica en los hospitales en los que están presentes, está grabando nuevos trucos y difundiéndolos entre las familias para conseguir sacar una sonrisa a los más pequeños. En el caso de los talleres de manualidades y ejercicio físico, la entidad explica que siguen en contacto con las personas que asistían y les ofrecen recursos para que puedan hacerlo desde casa.

AECC Valencia también se ha puesto al servicio de la Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana y las necesidades que pudiera tener. «Debemos sumar fuerzas para acabar con este virus», concluye el presidente de la entidad.

Facebook Comments Box
error: Content is protected !!